NUTRE TU PIEL CON VITAMINA C

La Vitamina C es un potente antioxidante muy beneficioso para nuestra salud general. Además, y centrándonos en la salud de la piel, puede ser aplicado por vía tópica para prevenir los efector del fotoenvejecimiento.

La mayoría de plantas y animales sintetizan esta maravillosa vitamina de forma natural, pero los humanos y algunos otros vertebrados necesitan adquirirla por medio de alimento, como comiendo frutas cítricas y determinadas verduras. Hoy en día, sabemos que la forma más eficaz de proveer a nuestra piel de vitamina C es aplicándola directamente sobre la piel, ¿quieres saber cómo y por qué?

 

La Vitamina C en Cosmética

También conocida como Ácido Ascórbico, la Vitamina C es, en la actualidad, uno de los ingredientes más populares en el campo de la cosmética. Es una substancia soluble que puede ser eliminada muy fácilmente por medio de la orina, lo que hace que no permanezca almacenada en el cuerpo. Por ello recomendamos que, además de ingerirla como parte de una dieta equilibrada, la apliques directamente sobre la piel. Usar productos de cuidado de la piel o tratamientos que contengan una concentración apropiada de esta vitamina es la forma más efectiva de garantizar que llegue a las células de la piel y aprovechemos sus beneficios al máximo.

 

  • Potente Efecto Antioxidante

La Vitamina C neutraliza los radicales libres previniendo así la formación de especies reactivas de oxígeno, Reactive Oxygen Species (ROS), que podrían dañar nuestro ADN, por lo tanto, nos ayuda a prevenir el estrés oxidativo y el envejecimiento prematuro de la piel.

  • Protege la Piel del Daño Solar

Sus efectos antioxidantes protegen nuestra piel desde el interior, ayudándonos a revertir, en cierto grado, el daño causado por la radiación UV, pero no absorbe los rayos solares así que en ningún caso debe sustituir a la crema solar.  Si además de proteger tu piel debidamente de la radiación solar, utilizas Vitamina C en verano, tu piel lucirá más saludable y tersa.

  • Antienvejecimiento

Con la edad, nuestro cuerpo reduce gradualmente la producción de colágeno. En nuestra piel, ello conlleva una pérdida de elasticidad y formación de arrugas. La Vitamina C estimula la producción de colágeno ayudando a prevenir y/o atenuar los signos del envejecimiento de la piel.

  • Acción Regeneradora

Esta maravillosa vitamina también nos ayuda a regenerar las células dañadas, promoviendo su recuperación si sufre quemadura o eritema, e incluso ayuda a reducir la inflamación.

  • Agente Despigmentante

La Vitamina C también nos puede ayudar a igualar el tono de piel y se utiliza para tratar hiperpigmentaciones dado que es capaz de interrumpir las etapas clave de la melanogénesis.

Contacta con nosotros si deseas información detallada

¿Hablamos?

top